Acciones comerciales para vender más: 15 ejemplos que te pueden ayudar

13/09/2021

MSc. Yanetzis Ávila

Básicamente, existen dos formas para incrementar los ingresos en un negocio: atraes nuevos clientes o vendes más a los clientes actuales.

Con frecuencia empleamos más recursos, esfuerzos y tiempo para atraer clientes que a generar mayores ventas a quienes ya son clientes. ¿Has dedicado tiempo a pensar en esto?

Este comportamiento conlleva a que se dejen de aprovechar -en muchas ocasiones- oportunidades de generar mayor rentabilidad utilizando menos esfuerzo y en menor tiempo.

Si te interesa este tema, sigue leyendo que te traemos propuestas de acciones que puedes evaluar e implementar en tu negocio, si así lo consideras.

Todas estas acciones están pensadas para que puedas innovar en tus estrategias de marketing y dar un giro a tu comunicación con el objetivo de vender más. 

¿Empezamos?

1. Lanza nuevos productos/ servicios

Se vale diversificar, no te centres en un único producto/ servicio, necesitas introducir con regularidad nuevos productos y servicios en el negocio.

Cuando introduzcas un nuevo servicio o producto, piensa en una estrategia clara para estimular la compra por parte de tus clientes actuales. Hacer un lanzamiento especial para estos clientes y permitir que tus clientes fidelizados sean los primeros en conocerlo y comprarlo (puede ser a través de un beneficio adicional) definitivamente los hará sentir geniales e importantes y es probable que además de comprar incrementen su nivel de fidelidad.

2. Conoce más a fondo a tus prospectos

Debes ser proactivo, definir las características de los candidatos a convertirse en tus clientes es un primer paso para vender. No olvides que lo que ofreces no es para todos.

Organiza la información de tus clientes, construye tu propia base de datos aunque sea en un simple Excel. Este listado debe contener información relevante, que vaya un poco más allá de los datos de contacto y el historial de compras.

3. Fideliza a tus clientes

Los clientes actuales son -coloquialmente hablando- la fruta más baja de tomar, pues son las personas que ya han confiado en nosotros, nos conocen, conocen nuestros productos/ servicios.

En primer lugar, clasifique sus clientes y evalúe la posibilidad de diseñar una oferta especial para cada tipo de cliente; aspectos como tipo de productos comprados/ servicios consumidos, fecha de última compra, frecuencia de compra/ consumo, necesidades futuras detectadas, constituyen datos útiles a tener en cuenta.

Cumple lo que prometes; si no puedes resolver el problema que te plantean, acláralo, ofrece alternativas. Se trata de tener al cliente satisfecho tanto por el servicio o producto, como también de darle ventajas exclusivas si entra algún tipo de programa de fidelización.

4. Utiliza a tus clientes como embajadores de la marca

Los testimonios de otros clientes son una fuente importante de credibilidad para el negocio; los nuevos modelos de negocios se basan cada vez más en este modelo, sobre todo en Internet (Airbnb, TripAdvisor, etc.).

Piensa en ti mismo como consumidor, antes de ir a cualquier nuevo lugar, buscamos antes qué dicen los demás sobre ellos, ¿no es cierto? así que, evalúa utilizar acertadamente los testimonios de los clientes en tu favor.

Convertir tus clientes en embajadores y lograr que trabajen para ti es una acción muy barata y altamente eficaz. Si consigues que te traigan un cliente y les das, por ejemplo, un descuento, ¡seguro que te sale más barato que conseguir tú mismo un cliente nuevo! Y con el añadido de que, como viene por recomendación, también viene con un porciento de satisfacción.

5. Comparte tu producto o servicio en grupos de interés

Una forma de llegar rápidamente a tus potenciales clientes es compartir tus ofertas de venta en grupos de interés. Los grupos tienen un alto poder de segmentación y suelen contar con una amplia participación de sus miembros, por lo que son una plataforma ideal para compartir tus productos, servicios o simplemente información del negocio.

Si no lo has hecho, prueba poner tu producto/ servicio a la venta en plataformas online (grupos de Telegram, Whatsapp, Facebook, otros). Anímate a crear los tuyos propios.

6. Asocia tu producto/ servicio con buenas emociones

El proceso de compra no es solo un proceso racional; también está mediado por las emociones. Una estrategia exitosa es conseguir asociar el proceso de compra con experiencias positivas; es probable que logremos que este cliente vuelva a comprar.

Pequeños detalles pueden hacer que volvamos a comprar allí o lo recomendemos a otros.

7. Asocia productos con otros en el proceso de compra

Si cuando vendemos un producto le preparamos al consumidor productos relacionados o que él pueda asociar, podemos aumentar las ventas. Es lo que se conoce como cross-sell (venta cruzada), una técnica que permite que una vez comprado un producto, se identifique la necesidad de otros vinculados.

Si tienes una tienda de artesanías, puedes ofrecer la venta de otros productos que complementen un regalo como jabas de regalo, papel para envolver, tarjetas, postales, etc.

8. Aprovecha las fechas especiales del calendario

Todas las épocas del año tienen sus celebraciones y bien vale saber aprovecharlas al máximo para poder aumentar las ventas. Si tienes la posibilidad, pon en marcha tu creatividad y adapta tu producto o servicio -y la comunicación que haces de él- a la época del año.

Define en primer lugar cuáles son las fechas del calendario en las que le interesa a tu negocio realizar algún tipo de acción promocional. Una vez escogida: diseña, programa alguna oferta y comunícala con claridad y anticipación.

9. Facilita al máximo la comunicación con tus clientes

Mientras más disponible y más sencillo sea comunicarse con tu negocio, tendrás más probabilidades de venta; así como de tener a un cliente satisfecho.

Si no estás utilizando WhatsApp como canal de comunicación, ¿qué esperas? Aprovecha las funcionalidades para negocios que ofrece en su versión Business, para ampliar la disponibilidad horaria para las ventas y la automatización de mensajes que ahorran tiempos de respuesta a preguntas y dudas frecuentes.

Automatiza el envío de información, recuérdale a los clientes que deben renovar su producto, aplicar la segunda dosis, asistir a la siguiente cita, realizar el mantenimiento, etc. Puedes hacerlo a través de sms, mensajes de Whatsapp, llamadas telefónicas u otras vías.

10. Haz rebajas o descuentos temporales

Las rebajas o descuentos temporales generan un impulso de compra, porque nos presentan una oportunidad de obtener algo deseado o añadido. Ten en cuenta que, entre otras cosas, estás buscando seducir a aquellos clientes que en condiciones normales no compran por razones de precio u otra y para generar ventas adicionales en los clientes habituales. No olvides: ser creativo y comunicarlo asertivamente.

11. Participa en eventos

Los eventos de negocio como las ferias son grandes oportunidades para promocionar tus productos/ servicios, dar a conocer tu marca, así como para establecer relaciones con otros negocios y posibles compradores. Crear redes de contactos será siempre valioso para el futuro.

Ser espectador no es la única forma; ser patrocinador de eventos te ayuda a conseguir visibilidad para tu negocio. Abre tu mente y valora si tus públicos objetivo encajan con los participantes del evento, tal vez sea una mejor opción ser patrocinador que un simple participante.

12. Capta la atención/interés con el beneficio

Vender los beneficios y no solo las características, usar los beneficios para construir deseos, es una estrategia de venta muy efectiva. Identifica tu ventaja competitiva y enfoca tu comunicación en ese beneficio.

Una forma de hacerlo es el ya común antes y después. Pon a prueba tu creatividad.

13. Trabaja tu identidad e imagen corporativa

Tener una buena imagen corporativa puede ser tan o más relevante que el servicio o producto en sí mismo. Un producto puede ser muy bueno; pero si no resulta atractivo a la vista del consumidor, no triunfará; y al revés, es probable que tampoco (un producto muy bien diseñado; pero sin calidad o utilidad, tampoco triunfará). Pon atención a los detalles, a la presentación, diseño, empaque del producto/ servicio.

Por ello es importante tener un manual de identidad, aplicar diseños y mantener todo alineado con tu estrategia de comunicación.

14. Trabaja tus perfiles en redes sociales

Tener presencia en las redes sociales hoy en día es casi obligatorio. Visitar las redes de un negocio es una consulta que -incluso en Cuba- cada día solemos hacer más sobre todo si desde las redes no solo conocemos novedades, participamos de promociones; sino que reservamos citas y efectuamos pedidos de compras online.

También -y es muy importante- las redes funcionan para crear comunidad y llegar a nuevos clientes. Recuerda publicar siempre contenido de interés para tus seguidores.

Utilizar influencers/ microinfluencers para promocionar tu negocio es una opción que puedes evaluar. Ten en cuenta que sea relevante, conocido para tu sector o que se dirija a un público que te interese conozca sobre tu negocio.

15. Facilita las formas de pago a tu cliente

¿A cuántos nos ha pasado que deseamos un producto y no encontramos los precios en ningún lugar? En general resulta una experiencia poco agradable, que se puede complementar -para mal- con una inadecuada atención por parte del vendedor.

Deja disponible y bien visible toda la información sobre los precios, el pago y las formas y vías de hacerlo.

La transparencia siempre es importante para generar confianza y credibilidad.

 

Una acción extra…

Revisa lo que hace tu competencia... ¡y hazlo mejor!

Siempre es importante tener en el punto de mira a la competencia para asegurarte de que no te quedas atrás, ni en calidad del producto o servicio ni en acciones de marketing y comunicación. Observa -con mirada constructiva- de manera constante qué está haciendo, analiza si le está funcionando y trata de mejorarlo si lo vas a implementar en tu negocio.

 

Un consejo…

Vender es una relación de “dar y dar”; cuando estás vendiendo un producto on/off line, dar debe ser una forma de agregar valor. Recuerda que tus clientes son tus mejores vendedores. Busca la manera de darles el mayor valor posible y que este sea más de lo que esperan.

 

Como hemos visto hasta aquí, este es un tema muy interesante. Te esperamos próximamente para continuar dialogando.

Ahora te toca a ti, sé generoso con el conocimiento y ¡comparte tus experiencias!

 

Si te gustó este artículo, seguro te interesará ¿Qué debes hacer y qué no en tus perfiles de redes sociales? Algunos pasos para las buenas prácticas, del mismo autor.

To make a comment you must be logged in.