Cómo elegir el nombre ideal para mi empresa

27/11/2013

MBA Anibal Oliva

Cómo elegir el nombre ideal para mi empresa

¿Qué hacer?
Muchas veces preguntamos qué hacer para elegir un buen nombre para mi empresa o negocio. Qué técnicas debemos emplear en ese sentido  y si todavía estoy a tiempo de cambiar el que elegí, al pensar en aquellos que ya tienen funcionando su negocio.
Escoger un buen nombre no es asunto de coser y cantar. Tratemos de visualizar cuántas veces hemos visto muchas parejas que esperan un hijo y tienen divergencias para seleccionar el nombre que le pondrán a sus retoños. Muchos piensan en que rimen los apellidos; otros que sea inspirado en alguna figura mítica, una estrella del mundo del espectáculo (televisión, cine o deporte) o simplemente que sea una auténtica creación, mediante la mezcla de nombres de los abuelos. 
Del mismo modo que resulta muy importante elegir un buen  nombre para nuestros hijos, pues es el que llevarán toda su vida, seleccionar el nombre de mi negocio es vital para el futuro, ya que este se convierte en una tarjeta de presentación; hablará por sí solo, le dirá a las personas quién es, qué hace, que tan en serio trabaja e, inclusive, puede ser un indicador clave de si las ventas serán buenas o no.
Casos prácticos en Cuba
Los negocios de comida casi siempre presentan, en su nombre, qué producto se vende y de quién es el negocio.

 

Ejemplos:
Churros rellenos Diego.
Don Remigio.
Negocios de fotografía o estudios fotográficos.
La tendencia en Cuba es utilizar el nombre de los fotógrafos, y especificar siempre qué tipo de negocio es a través de elementos visuales que den la idea de qué tipo de actividad desarrolla.
Red de cafeterías.
Para disponer de una visión clara del futuro, aparecen nombres de cafeterías de comidas rápidas con elementos característicos de la búsqueda de una red de negocios con ese nombre.
Ejemplos:
Tío Tito, Los Pepes, etc.
Los nombres anteriores ya figuran en varias cafeterías en diferentes lugares de nuestra ciudad.
Sin embargo, otro tipo de cafeterías, con un capital inicial mucho mayor, seleccionan casi siempre un nombre propio antecedido de la palabra café.

Ejemplos:
Café Brown, Café Francisca´s, Café Song
En general,  los pequeños negocios buscan nombres llamativos y cargados de elementos visuales, además de un gran colorido.
Consejos para elegir el nombre ideal de mi negocio.
•    El nombre ideal acompaña la estrategia y la visión de la empresa. Es necesario tener muy claro el segmento de mercado al cual nos dirigimos.
Técnica: Escribe el tipo de negocio, sus diferencias, cuáles son sus puntos fuertes y cómo quieres que lo recuerden los clientes.
•    El nombre ideal es informativo. Incluir información sobre la actividad de mi negocio en el nombre, facilita que clientes potenciales encuentren este último en directorios, guías comerciales y/o internet.

Técnica:
1.    El apellido, el nombre de los fundadores o socios de la empresa.
2.    Una referencia directa al producto o servicio que ofrece el negocio.
3.    Un término moderno o creativo, que cobre significado especial con el paso del tiempo y la conformación de la propia marca.
•    El nombre ideal debe ser original para evitar que se le confunda con otra marca por su parecido en el nombre.
Técnica: Escribe en una hoja todos los nombres que se te ocurran. No importa que no sean los idóneos, lo importante es que escribas todo lo que imagines.
•    El nombre ideal comunica una imagen positiva. Todos los conceptos que se asocien, con el nombre y con la imagen, deben ser positivos.
Técnica: Elige palabras que tengan connotaciones positivas para que la gente las asocie con el negocio; asegúrate de que estas connotaciones combinen fortaleza y confianza.
•    El nombre ideal está disponible. Antes de elegir definitivamente un nombre, comprueba que esté libre, que no haya otra empresa que ya lo esté utilizando; así evitarás futuros problemas legales y, sobre todo, la pérdida de mucho dinero.
Técnica: Llevar a cabo una consulta exploratoria en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial, y desarrollar al menos cinco opciones de nombre.
 

Elementos que deben tenerse en cuenta.
•    El nombre ideal es fácil de recordar. Este tiene que ser memorable, fácil de pronunciar y que todo el público lo pueda entender. Los clientes potenciales deben ser capaces de recordar el nombre del negocio para encontrarlo fácilmente. Es preferible que sea corto, simple, que se pueda deletrear de manera intuitiva y que se entienda en varios idiomas.
•    El nombre ideal es aceptado en varias culturas. Un aspecto a considerar es el significado que puede tener el nombre en otras culturas y otros idiomas.
•    Conviene que empiece por la letra ‘A’, o una de las primeras del alfabeto. Debemos escoger un sistema de organización de datos que nos permita estar siempre arriba, como, por ejemplo, las Páginas Amarillas.
•    Tome en serio la elección del nombre. El nombre que elija puede desempeñar un papel integral en la comercialización de la    empresa. El nombre proyecta su imagen, marca y posición en el mercado.
•    Piense más allá de la localidad. Los clientes de un mercado natural saben el origen de su empresa. Piense en la hora de expandirse.
•    Evitemos las siglas: Es tentador querer tener un nombre en siglas, como las de grandes corporaciones (IBM, Internacional Business Machine). Sin embargo, esto no es recomendable para los pequeños negocios; además, es difícil que los clientes conozcan el por qué de estas siglas. Por otra parte, dificulta la recordación.
Matriz para determinar el nombre de una empresa.
Luego de aplicar las técnicas anteriores, seleccione al menos cinco nombres.
Dibuje un cuadro y  una columna, y en cada fila de dicha columna coloque estos criterios:
Descriptivo.
Original.
Atractivo.
Agradable.
Total.
Escriba los cinco nombres en columnas y efectúe una evaluación en el rango de 1-5 (este último número es el valor más alto) con los criterios anteriores. Finalmente, súmelos y obtendrá un resultado que le permitirá ser más preciso en el momento que seleccione el nombre adecuado.

Conclusiones
Un nombre es, quizá, la herramienta más poderosa que tenga para crear una buena impresión en los clientes. Debe trazarse como meta la implicación cliente–negocio; que, al final, el primero diga con orgullo: YO COMPRO EN…
Ejercicio desarrollado en el Taller.
Técnica de trabajo en grupo.
Lluvia de Ideas.
1-Formar grupos de entre 2 y 5 integrantes, a quienes se les entregarán hojas en blanco, en las cuales anotarán el concepto general del negocio o las cualidades de este. En la parte superior de la hoja escribirán las ideas que genera (por ejemplo, lavandería: rapidez, limpieza, barato, etc.).
Tiempo: de 5 a 10 minutos.
2- Transcurrido este tiempo, leerán en voz alta su lista de palabras. Luego de leerlas, empezarán a decir nuevas palabras, pero esta vez en voz alta, mientras alguien del equipo anota.
3- Luego se procederá a eliminar todas aquellas que no nos gusten o no resulten atractivas, etc.
4- Con la nueva lista de palabras se orientará que se comience a jugar con ellas para crear combinaciones de palabras, pequeñas frases, etc. Se les recomendara elegir entre dos o tres nombres.
Se aconsejará que esté entre 3 y 5 caracteres, con un  máximo de 8.
Técnica de trabajo en grupo.
Comprobación de pronunciación e idioma.
1-    RATATOVILLE. Se escribirá esta palabra en la pizarra y se pedirá que expresen qué idea de negocio les viene a la mente. El objetivo es que trabajen los sentidos auditivos y visuales. Se aconsejará utilizar nombres que provengan del idioma español, pues este se lee como se escribe. Finalmente, se debe escoger el que más fácil se lea, escriba y pronuncie.

To make a comment you must be logged in.

Comentarios

Equipo

29/12/2015

Muy ameno, y práctico