Ideas básicas para gestionar empresas saludables

05/07/2024

Dra. Jeniffer Medina

Una organización saludable es aquella que promueve el bienestar físico, mental y social de sus trabajadores creando un entorno de trabajo positivo, donde los trabajadores se sientan valorados, apreciados y apoyados. Las empresas saludables actúan sobre 4 áreas principales: la salud, el bienestar, la seguridad y la sostenibilidad

Este nuevo modelo de empresa enseña a los empleados a gestionar el estrés, las emociones, a mejorar el clima laboral, prevenir lesiones y enseñarles a cómo pensar y accionar saludablemente para lograr un mayor rendimiento.

Cada vez son más las organizaciones que entienden que implementar un modelo de empresa saludable es necesario para mejorar los resultados y según plantean muchos expertos, el aumento del sedentarismo y el estrés en los empleados plantea un escenario poco esperanzador, sobre todo si se espera retener el talento y que los trabajadores puedan mantenerse activos durante más años.

10 acciones para conseguir una empresa saludable

  1. Promover la actividad física

Fomentar la actividad física rutinaria, tanto dentro como fuera del trabajo, mejora la salud física y mental de los trabajadores. Está demostrado que no solo disminuye el estrés, sino que influye en la felicidad y tranquilidad de los empleados ya que cuando realizamos ejercicio nuestro cuerpo segrega hormonas como la endorfina, la serotonina y la dopamina

2. Asegurar una alimentación saludable

Una buena alimentación es esencial en cualquier ámbito de nuestra vida. Está demostrado que los trabajadores con una alimentación saludable realizan menos errores, además de que produce menos absentismo laboral. Una alimentación rica en vitaminas y minerales ayuda a nuestra mente a estar más despierta y así ser más productivos.

3. Mejorar la ergonomía

 Revisar y mejorar los temas relacionados con la ergonomía en los diferentes puestos de trabajo, previene de posibles riesgos laborales como lesiones y molestias derivadas de malas posturas relacionadas con el puesto laboral. Esto mejora la seguridad y comodidad del propio trabajador, fomenta un mejor ambiente de trabajo y empleados menos fatigados y más productivos.

  • Utiliza el mobiliario adecuado (silla comoda con reposabrazo a los lados)
  • Cuida tu postura (la silla ajustada a la altura del escritorio, mantener la espalda recta y los hombros relajados, los codos a 90, los pies apoyados en el suelo para evitar contracturasen el cuello, hombros, region lumbar, muñecas o manos)
  • Cuida la ergonomia digital (reducer el brillo de la pantalla y no colocar la pantalla de la pc o celulares frente a una ventana o un fondo brillante para no forzar la vista)
  • Habla por teléfono en una posición cómoda (hablar por teléfono ubicandolo entre el cuello y la oreja es un mal hábito, es mejor utilizar un dispositivo inalámbrico con el que puedas comunicarte de forma cómoda y natural)
  • Realiza pautas activas (cada 45 min o 1 hora de trabajo mire a un punto lejano durante 20 segundos y tome un descanso de 5 o 10 min para relajar los músculos)

4. Supervisar la salud

Vigilar y mejorar la salud de los empleados reduce las posibles lesiones derivadas del puesto de trabajo. Esto no solo repercute directamente en la salud del propio trabajador, su felicidad y su productividad; sino en la propia productividad de la empresa. La disminución del absentismo laboral y las posibles bajas por accidentes o enfermedades reducen las pérdidas económicas que conllevan

5. Evaluar y controlar los riesgos psicosociales.

 La evaluación y control de los riesgos psicosociales es la gran olvidada en muchas empresas y es igual de importante que cualquier otro de los puntos. Los riesgos psicosociales perjudican la salud de los trabajadores causando estres y a la largo plazo enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunotarias, gastrointestinale, dermatológicas, endocrinas, muscoesqueleticas y mentales.

Factores de riesgo psicosocial en las empresas:

  • Carga de trabajo excesiva
  • Presión de tiempo
  • Demandas contradictorias
  • Falta de claridad respecto a las funciones del trabajador
  • Comunicación ineficaz
  • Mala gestión de los cambios
  • Falta de apoyo de los directivos al equipo de trabajo

Algunas de las claves para prevenir estos riesgos son: fomentar entornos laborales saludables mediante la mejora de la comunicación entre los empleados y mejor los modelos de gestión y participación de los diferentes empleados.

Esto conlleva beneficios directos en el trabajador (aumento de la satisfacción y la felicidad, el compromiso laboral, la productividad) y económicos para la empresa (reduce las posibilidades de baja por accidente o problemas de salud, mejora la calidad del servicio y el rendimiento de los trabajadores).

6. Formar a los empleados.

La formación continua es fundamental para una empresa saludable. Empleados formados y especializados en sus tareas son trabajadores: productivos y motivados que no se sienten estancados en su puesto de trabajo que confían en su empresa, lo que fomenta un sentimiento de pertenencia.

7. Reducir los hábitos nocivos.

 Esto es esencial para la salud de los trabajadores y la empresa. Crear espacios libres de humo, fomentar la buena alimentación y el ejercicio son las claves para empezar a ser una empresa saludable.

8. Evaluar y reducir los riesgos.

Generar una cultura de empresa en torno a la prevención de riesgos laborales es primordial para una empresa saludable. Evaluar, analizar y aplicar protocolos de reducción de riesgos minimiza los tiempos de reacción y se previenen muchos accidentes laborales. Las consecuencias directas son una mejora de la relación entre el trabajador y su empresa, una mejora en la salud de los empleados y la reducción de los costes de la empresa en esta materia.

9. Mejorar la comunicación

Mejorar la comunicación entre los empleados y entre los directivos y trabajadores es esencial para generar un buen clima de trabajo y una organización saludable. Es la mejor manera de crear una identidad corporativa y fomentar las relaciones auténticas. Aumento de la productividad, disminución de la rotación, adaptación a los cambios, mayor implicación y disminución del estrés son algunas de las ventajas que presenta.

10. Mejorar la conciliación

Los trabajadores que concilian son trabajadores que aumentan su rendimiento y con ello su satisfacción e implicación en la empresa, es clave para retener talento, favorece la igualdad y mejora la imagen de la empresa.

  • Tener una mirada integradora hacia la salud y considerarlo un valor estratégicoenfocada en lo físico, lo social y lo emocional. Promoviendo políticas dirigidasal incremento del bienestar y consiguiendo un ambiente laboral sano y seguro.
  • Disponer de un entorno laboral agradable en relación con la música, ambiente,iluminación, entre otros que desarrollen un ambiente laboral inspirador, donde dé gusto trabajar.
  • Ofrecer oportunidades laborales ajustadas en función de las competencias,habilidades y conocimientos de cada persona.

Características de empresas saludables

  • Se esfuerzan en que sus empleados se sientan enérgicos, motivados, implicados en el trabajo y ofrecen un ambiente de aprendizaje continuo.
  • Apuestan a una buena comunicación, potenciando la comunicación abierta vertical y horizontalmente.
  • Son más flexibles y poseen mayor adaptación al cambio.
  • Ofrecen buenos productos y servicios, de buena calidad y trabajan en pos de una cadena de valor acorde a ello.
  • Los objetivos organizacionales son ampliamente compartidos por los miembros y las tareas son consistente encaminada al logro de esos objetivos.
  • Hay un excelente clima de trabajo en equipo y se comparte la responsabilidad.
  • Se prioriza la participación y la transparencia de las relaciones laborales.
  • El personal se siente libre para expresar sus conocimientos en momentos de crisis, esperan siempre que los problemas sean atendidos de forma optimista.
  • Los empleados se muestran felices y reflejan una situación de equilibrioemocional y laboral

 

To make a comment you must be logged in.