Amarillo, la magia de los emprendimientos de Saily.

12/06/2020

Msc. William Bello Sánchez

Entrevista a Saily González Velázquez de Amarillo B&B, FullGao y Amarillo Co-working

El entusiasmo es una cualidad muy contagiosa y a la que no acostumbramos a poner distancia. Quizás esa sea la razón para que siempre exista tiempo y espacio para dialogar con Saily González Velázquez, de amarillo, aunque sí que sabe sacar todos los colores y los matices a los emprendimientos que se propone. Hay magia en lo que hace, un hostal en Santa Clara que desafía la creencia popular de que Cuba es La Habana, influencer y asesora por convicción. Su historia es la de una emprendedora, esa que hace del emprendimiento su carrera, su razón, su vida y luego se dedica a compartir su experiencia. Sus emprendimientos son rompedores, transgreden lo usual, para convertirse en los referentes de un nuevo paradigma.

El Amarillo es recurrente en tus negocios, mensajes y estilo personal. Es un color significativo para Cuba y creo también para otras culturas. ¿Qué magia hay detrás del color, para Saily? 

La verdad es que fuera de la sonoridad de la palabra Amarillo y de la energía y entusiasmo que se desprende de este color, no hay mucho más. En mis redes sociales por lo general digo “Amarillo porque si”.

Ya lo de utilizarlo en la ropa y hasta en el pelo, es una cuestión de coherencia, algo muy importante cuando se intenta potenciar una marca personal, justamente como lo estoy haciendo. La gente espera que yo me aparezca con algo amarillo, y yo la complazco.

Amarillo B&B, es tu hostal boutique, en la ciudad de Santa Clara, una ciudad donde la estadía del turismo es bien corta. ¿Cómo ha sido la experiencia de gestionar tu hostal y qué aprendizajes has podido sacar para mejorar los resultados?

Amarillo B&B ha sido mi universidad. Aquí he aprendido a palos a trabajar en equipo, a liderar, a vender por internet, a manejar la economía, a responsabilizarme. He aprendido también la importancia de las redes sociales para los negocios relacionados con el turismo en Cuba y la responsabilidad que supone estar presente en ellas, pues, amplifican los resultados de tu gestión empresarial a través de la perspectiva de los clientes.

amarillo BandB

De mi experiencia en Amarillo B&B puedo sacar dos aprendizajes fundamentales:

1. No es posible escalar un negocio sin delegar. Y esto lo digo porque a mí me ha tomado años confiar en que las personas pueden atender a los huéspedes igual que yo, preparar una cena igual que yo, lidiar con un overbooking igual que yo…, pero el día en que comencé a hacerlo fui libre y pude pensar en nuevas estrategias para hacer crecer mi negocio. Por eso mi recomendación para los hosteleros cubanos es que, en la medida de lo posible, se alejen de la producción y las operaciones diarias, para que puedan idear las formas en las que pueden crecer.

2. El segundo aprendizaje es que, también en Cuba, puedes contar con préstamos bancarios para inversión. Esto es un descubrimiento que aún muy pocos conocen, te sorprendería cuántos todavía no lo saben; fíjate que son pocos, por no decir ninguno, los arrendadores que conozco que se alegraron porque el banco aplazó el pago de los créditos bancarios a trabajadores por cuenta propia. Yo fui una de las que se alegró: he solicitado dos créditos bancarios ya y aún pago el segundo, pero si no lo hubiese hecho Amarillo B&B no fuera uno de los hostales con mayor ocupación en Santa Clara que, como bien dices, es una ciudad donde la estadía del turismo es corta, y yo agregaría escasa.

Los negocios vinculados al turismo venían siendo afectados por la disminución del número de visitantes y el incremento de la competencia, pero la COVID-19 terminó por ponerlos en el peor de los escenarios. ¿Cuán difícil fue para ti cerrar las puertas de Amarillo B&B, donde estuvieron los mayores retos?

Afortunadamente a nosotros no nos afectó la disminución del turismo del que la gente tanto se quejaba. Acá mi tarea fundamental es conseguir ocupación a través de las plataformas de reserva online, y todo lo que he aprendido y aplico a diario hizo posible que Amarillo B&B siempre se haya mantenido a flote. Pero la crisis del COVID-19 ya fue algo que no pude manejar.

Realmente lo que más me afectó fue tener que enviar a los trabajadores de interruptos para sus casas y no poder responsabilizarme por su economía por más de dos meses. El día en que hablé con ellos esta situación lloré de impotencia por no poder hacer más.

¿Cómo proyectas el próximo año de los hostales, casas de rentas y negocios vinculados al sector turístico? ¿Cuál será la estrategia de Amarillo B&B?

Creo que la afluencia de turismo a Cuba será escasa y enfocada sobre todo en destinos de sol y playa, lo cual es una amenaza tremenda para Amarillo B&B, pero estoy bien luego de asumir que este es el peor de los escenarios posibles para este negocio y que hay que hacer lo posible para lograr hacernos de un mínimo de ocupación que permita mantener el negocio y a los trabajadores hasta que lleguen tiempos más amables. Calculo que para enero o febrero de 2021.

Mi estrategia ahora es convertir Amarillo B&B en la base para aquellos que deseen conocer el centro de Cuba sin tener que cambiar de alojamiento. Para esto he conseguido alianzas con taxistas responsables y consecuentes con estos momentos, he creado paquetes de estadía + excursiones a los principales destinos turísticos de los alrededores.

Esta estrategia se sustenta en un plan de marketing que incluye tanto la adaptación de mis textos de venta en las plataformas de reserva online, como un nuevo discurso en las redes sociales de Amarillo B&B.

Hablemos entonces de FullGao. ¿Qué es? ¿Cuál rol, crees pueda jugar en el nuevo escenario que se presenta para los negocios privados, luego de la COVID-19?

FullGao es un proyecto que está muy relacionado con mi misión de vida: inspirar y apoyar a los emprendedores cubanos, en este caso específico a los hostaleros. Es lo que he estado haciendo desde noviembre de 2019.

En FullGao he creado una comunidad de hostaleros de varias partes de Cuba interesados en mejorar su negocio y en mostrarlo de manera más efectiva en Internet. Es un proyecto de mentoría para hostaleros, pero también monetizamos con clientes específicos que no quieren hacerlo por sí mismos, sino que prefieren que alguien más lo haga por ellos. Y esto me permite también recopilar datos sobre el comportamiento de los turistas que visitan Cuba, los cuales pueden ser utilizados para futuros análisis en el sector.

FullGao

FullGao ha servido más que nada para formar una comunidad espontánea de arrendadores. De FullGao salió una carta a la Presidencia de Cuba, al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y al Ministerio de Economía y Planificación, para solicitar que nos facilitaran los trámites de suspensión de licencia cuando comenzaron las afectaciones por la COVID-19 en Cuba. Me gustaría pensar que influimos en las decisiones que se dieron a conocer por Manuel Marrero Cruz (Primer Ministro de Cuba) una semana más tarde.

Durante este período FullGao se ha mantenido como un espacio de soporte y de acompañamiento para los arrendadores de la comunidad.

Actualmente estamos ofreciendo servicios de copywriting enfocados en la higiene de los alojamientos y fotografía de interiores para hostales, a la vez que brindamos soporte para quienes desean hacerlo por sí mismos. Aquellos que quieran destacar ahora, tendrán que prepararse con todo, y ayudar a la comunidad a hacerlo, es mi rol fundamental desde FullGao.

Ahora parece que vienes a pintar con tu color La Habana, Amarillo Co-working: un espacio colaborativo desde la iniciativa privada. Con este espacio te abres a un nuevo escenario. ¿Por qué entrar con este nuevo negocio? ¿Cuáles son los retos para esta nueva empresa?

Amarillo Coworking es una idea de cuarentena. Si FullGao es un proyecto que está muy relacionado con mi misión de vida, Amarillo Coworking será la consagración de mi misión de vida.

Yo creo que el emprendedor cubano carece del sentimiento de pertenencia a una comunidad, y creo que esto es fundamental para que logremos ver Cuba como un proyecto colectivo donde cada cual debe aportar con su talento y su creatividad, con el fin de lograr un país más amable con sus habitantes.

Amarillo Coworking intentará ser el primer espacio donde se potencie esta comunidad, donde se acerquen emprendedores de diversos tipos que nutren ideas y proyectos de negocio para facilitarnos la vida aquí adentro.

Yo creo que hoy más que nunca están las condiciones creadas para abrir un espacio así, las trabas a los emprendedores tendrán que deshacerse si se quiere sostener la economía interna ahora que depender del turismo no es posible.

Por otro lado son muchos los espacios que como Amarillo B&B estarán cerrados a falta de clientes, pero que tienen las condiciones idóneas para proveer a nuestros emprendedores de espacios de trabajo. No veo la hora de abrir este espacio.

El principal reto al que me enfrento ahora es el de educar a los emprendedores sobre los beneficios de un espacio coworking. A muchos nos parece obvio de qué se trata, pero son muchos los que no entienden qué es. Creo que estoy explicando al menos dos veces al día de qué se trata exactamente un espacio coworking y sus potencialidades.

Filóloga, hostalera, influencer y ahora inicias un espacio colaborativo (Co-working Space), una vez más a re-inventarse. ¿Crees que ese espíritu nos pueda ayudar a salir adelante?

Creo en este espíritu de desapego y compromiso a la vez, de buscar la justa solución para el problema justo, en el momento justo, de aprovechar las “coyunturas” y saber que todo pasó porque tenía que pasar; tal vez no es lo correcto, pero a mí me hace feliz. Hace que mi cerebro trabaje, que aprenda de muchas cosas y que yo me esfuerce por dar lo mejor de mí cada vez, esa es mi mayor satisfacción: saber que estoy dando todo lo que me es posible dar.

Creo que ese es el espíritu emprendedor, saber que al margen de cualquier negocio, lo que importa es generar riqueza en nuestro entorno con cualquiera de las iniciativas que se te ocurran ante los problemas que se presentan en la sociedad.

 

To make a comment you must be logged in.