Hecho en casa, con toda seguridad.

23/04/2020

Msc. William Bello Sánchez

Alina M. Menéndez Lamas. Fundadora del Restaurante Hecho en Casa.

Con Alina de Hecho en Casa, me unen muchas cosas en pensamiento y espíritu, aunque la más singular es probablemente la geografía. Cada uno con un camino muy peculiar en esa profesión, que compartimos, y que te lleva a proyectar una mirada integradora y espacial, en cada paso. Justamente algo que se percibe en Hecho en Casa, sin dejar a un lado ese ambiente hogareño, que termina por trasmitir una suerte comodidad y familiaridad.

Desde la cocina de Hecho en Casa, se rescata y construye el patrimonio y los valores de la nación, sin que ello se quede solo en el paladar. La enseñanza y el aprendizaje como hilo conductor, toca a cada amigo, cliente o trabajador, mostrando con persistencias los valores solidarios y gentileza que nos caracteriza como ciudadanos de este archipiélago caribeño. Un magisterio que la COVID-19 no pudo contener, pues si bien hoy las puertas físicas, se cerraron, abrieron para mostrar y presentarnos, una preocupación perenne por el presente, un acompañamiento para nuestras casas y la seguridad, que para la arrancada, los emprendedores deben estar preparados, más unidos, solidarios y prestos a aportar por Cuba y todos los cubanos.

 

1-    ¿Cómo surge Hecho en Casa?

Hecho en Casa siempre habitó dentro de mí. Brotó como una raíz sembrada en mi corazón. Es la expresión de mis recuerdos, experiencias y sobre todo de anhelos.

Cuba no solo es arroz, frijoles, congrí, carne de cerdo, etc. sino intensidad de colores, alegrías, tristezas, mezcla de sabores, música y ritmos. Necesitaba agrupar todo esto y qué mejor que hacerlo en algo que es vital: alimentarnos saludablemente con los recursos que contamos.

En el 2011 a partir del otorgamiento de permisos para poder desarrollar proyectos particulares decidí abrir Hecho en Casa.

 

2- ¿Cómo logras integrar Hecho en Casa al panorama culinario cubano y por qué mencionas que Hecho en Casa es como decir hecho en Cuba?

Teniendo claro lo anterior, sintiéndolo y aplicándole mis experiencias en Dirección y Gestión Comercial, escribí la idea y organicé el proyecto por etapas. Una vez logrado esto, me dediqué completamente a hacerlo realidad.

Recuerdo que en aquel tiempo cada semana abría una cafetería o restaurante diferente. El público iba de un lado a otro sin tiempo quizá, para percibir o valorar lo que había detrás de las infraestructuras de cada uno. Al ser comunicación personal el único medio que funcionaba como publicidad esta se concentraba en detalles definidos por el precio, tamaño, infraestructura, cantidad y variedad de las ofertas, especialmente en los productos y formas que no eran usuales o habían dejado de serlo, por lo que no se comercializaban en el país.

Nosotros no encajábamos en esos "atractivos". Hecho en Casa era una propuesta sencilla que quería crecer precisamente de lo que era nuestro y habíamos perdido, escondido. Nos fuimos insertando por la perseverancia y el compromiso. Teníamos claro lo que queríamos.

Entonces hicimos un plan por etapas y nos trazamos la responsabilidad de enseñar los valores de esos recuerdos y sueños que aspirábamos rescatar o fundar. Todo eso es Hecho en Casa: productos cubanos, historia, preocupaciones, ocupaciones y posibilidades que como ingredientes forman Cuba. Esto de la mano con las transformaciones que también queríamos y queremos para ella.

 

3-    La bodeguita se ocupa de ofrecer los productos de Hecho en Casa, justo a la casa. ¿Cómo surge esta idea y cuáles han sido los resultados?

La Bodeguita es el mini-mercado del restaurante para dotar a los clientes y al propio restaurante de preparaciones elaboradas o semielaboradas. De este modo, se llevan nuestros sabores y aromas a sus casas, y no solo eso, sino que se motivan a confeccionar sus propios platos. Aquí los clientes pueden encontrar los ingredientes para completar un menú completo para sus casas sin necesidad de ir a varios mercados a conseguirlos como usualmente sucede.

En su segunda etapa pretendemos que La Bodeguita sea también un espacio para que otros emprendedores puedan ubicar sus productos o subproductos. De esta forma aumentará la distribución de su obra.

Hasta el momento los resultados han sido estimulantes y te confieso: La Bodeguita apenas está comenzando.

 

4- La revista Negolution te toma como una de sus ejemplos de emprendedores negolucionarios. ¿Cuál es tu revolución, desde Hecho en Casa?

Sigo y respeto a Negolution, me gusta mucho la forma como enseñan cada día, incluso hasta cuando solo sugieren una frase en Facebook. Desde mi experiencia te confieso que he aprendido con ellos, siempre estoy ávida de hacerlo. Quizás la Revolución que hay en Hecho en Casa es la conciencia y la necesidad que tengo de aprender cada día de otros e incorporar esas enseñanzas a lo que somos o podríamos ser. Ese aprendizaje continuo y todo lo que se deriva de él, provoca la Revolución que vivimos en nuestra pequeña Casa Restaurante, la cual cada día es diferente.

 

5-    En el video de negolucionarios, hace referencia a que contratas personas que no están acostumbrados a dar el tipo de servicios que ustedes ofrecen en Hecho en Casa, y que, como parte de la formación que les ofreces, llegan a conocer más a Cuba y se siente orgullosos de ello.

¿Cómo influye esa promoción de la identidad cubana, en la calidad del servicio y en la satisfacción de tus trabajadores?

Lo que yo quise decir es que los trabajadores que me acompañan no provienen del medio turístico. Ellos no habían trabajado antes en este tipo de servicios y esa "desventaja" es precisamente la mayor fortaleza de nuestro estilo. Empezamos de cero y fuimos estudiando, aprendiendo, creando y creciendo juntos.

Hoy día, todos conocemos más de Cuba y especialmente de la que deseamos que sea "con todos y para el bien de todos", que entraña responsabilidades y riesgos, no es solo una frase martiana. Nuestra historia tiene más de 500 años, es esa historia y tradición la que intento conocer, sentir, interpretar e imaginar la que compartimos los trabajadores y clientes. En ella hay muchísimo de los cubanos que viven fuera de Cuba o que no piensan igual. Ya lo he dicho antes en alguna entrevista: en Hecho en Casa hacemos Patria cada día. 

 

6-    Luego que se detectara en Cuba la presencia de la COVID-19, muchos negocios decidieron cerrar, otros cerraron más adelante y algunos han intentado permanecer trabajando. Hecho en Casa, fue uno de los que decidió cerrar.

¿Por qué?

Estamos viviendo un evento que ya provocó cambios a la fuerza, pero sobre todo generará otros trascendentales. Aún no sabemos cuántos y de qué modo. 

Decidí que no participaríamos en una cadena de servicios que expondría a los trabajadores, los proveedores, los clientes y sus familias porque por mucho que fueran los cuidados continuar operando en el formato que fuera, haría que otras personas se mantuvieran en las calles. De esta forma se multiplicaría los riesgos que es justamente lo que el Gobierno y el Ministerio de Salud han sugerido evitar. 

No es el negocio operando lo que resultaría útil al país sino lo que mi equipo y yo sabemos hacer profesionalmente como individuos responsables, pensar como país entraña también sacrificios. Renunciar a percibir ingresos con todas las afectaciones que eso conlleva, cuidarnos, ayudar a las familias que también forman parte del pueblo, cumplir estrictamente las medidas que se han orientado, acompañar a nuestra comunidad asesorando y manteniendo una comunicación esperanzadora, responder de inmediato cuando somos llamados a un centro de atención en el que elaborar alimentos no es una facilidad sino una necesidad y es también hacer el bien.

Estudiar, entrenarnos, mantenernos atentos y prepararnos para la reinserción tan pronto sea epidemiológicamente posible y ser efectivos, es una responsabilidad que tenemos para poder aportar más y mejorar al país. En esta etapa la solidaridad y el desinterés personal tendrán que vestirse de gala.

7- ¿Qué te llevaría a encender nuevamente las hornillas, qué condiciones deberían darse?

¿Qué sucederá y cómo? Es una respuesta que cambia con cada parte médico y cada decisión que a nivel de país se tome, pero que trasciende nuestras fronteras, estudios, profesiones, deseos, es una realidad.

Los ecosistemas necesitan equilibrio y lo buscan, en esa búsqueda hay sacudidas tremendas. Ahora estamos en una de ellas, pero no tengas dudas de que habrá un nuevo punto de partida y créeme que nadie tiene ventajas por lo que haya decidido hacer en este período. Estaremos todos comenzando desde cero y tendremos increíblemente una nueva oportunidad de vida en donde "Las alianzas entre emprendedores" serán las ruedas.

 

8-    Las autoridades del país han tomado un grupo de medidas en favor de los TCP (Trabajadores por cuenta propia) ¿Qué otras medidas consideras deberían promoverse, para que pueda lograrse la recuperación del sector ante los efectos de la COVID-19 y puedan con la mayor celeridad, seguir aportando a la economía y la sociedad?

Las autoridades han tomado medidas a favor de todos los cubanos. En este momento ellas están atravesando una prueba de fuego. Algunas de esas medidas nos incluyen, pero son insuficientes como es lógico. Esta realidad nos supera, así como la improvisación y el derroche de tiempo empleado en tecnicismos económicos.

Los TCP desde que fuimos autorizados vivimos en una permanente situación de "alerta ciclónica", "coyuntura especial" o "epidemia", etc. Bajo esas circunstancias y el hecho de que no somos considerados pequeñas ni medianas empresas, padecemos de doble bloqueo y una cotidianidad compleja en la que pasamos de un extremo a otro. Es impensable que pudiésemos estar preparados económicamente para una situación tal.

Los trabajadores contratados son una preocupación que ha generado muchos comentarios, pero los dueños de los negocios somos también TCP con la responsabilidad adicional del emprendimiento con todo lo que conlleva y que intentamos evitar que impacte en los trabajadores. Y eso tratamos de evitar cada día. No solo bajo la COVID-19.

No somos reconocidos como empresarios, no podemos ocupar ese status precisamente ahora cuando enfrentas una pandemia mundial, es necesario un análisis lógico y decisiones inteligente en medio de la realidad imperante. Personalmente creo que se emplea demasiado tiempo en el análisis de conceptos mientras sigue consumiéndose la definición de Seguridad Social, Préstamos y otros términos. Todos los decretos podrían ser modificados por período mientras dure este evento y su recuperación. Agilidad en las decisiones, aplicar ese principio de país que tanto se pide es lo que se requiere y país somos todos.

Pienso que no se trata de aplazamiento de los pagos, sino de su suspensión. Es reducción en un % no inferior al 50, del monto de la liquidación anual (DJ) que estaba aún en tiempo para 2 meses más de operaciones.

En ese sentido, suspender tan pronto se dé la arracada los pagos por licencias de operaciones por 1 año y estimular con reducciones en % de impuestos y otros beneficios a aquellos con mayores volúmenes de facturación.

Responsabilizar a los emprendimientos con intereses sociales por áreas. Estimular la contratación de trabajadores con beneficios impositivos. Hay variantes lo que no hay es tiempo, ni recursos para análisis extensos ni complicados.

9-    El equinoccio de primavera (entre el 19 y 21 de marzo) marco este año, no solo el inicio de la floreciente estación, sino el comienzo del necesario distanciamiento que la COVID-19, nos obliga a tomar.

Entonces me toca preguntarte, como al Capitán, en ese libro extraordinario de Gabriel García Márquez, “El amor en los tiempos del cólera” y que uno de sus diálogos, recientemente, compartiste en el perfil de Facebook de Hecho en Casa.

¿Te privó de la primavera?

El 17 de marzo en medio de esta crisis mundial por el coronavirus perdí de una forma abrupta y dolorosa a mi mamá. En algún momento de su repentino deterioro me dijo: "Hija, la vida nos va a cambiar, pero sigue luchando y ayuda, ayuda en todo lo que puedas que eso después se vuelve un bien común". Tengo una responsabilidad porque ella me entregó La Primavera y para mí es una estación perpetua.

To make a comment you must be logged in.