Cuando hacer que mi negocio crezca, un momento, un proceso, una oportunidad

19/12/2019

MSc. William Bello Sánchez

En no pocas ocasiones se debate sobre la pertinencia del crecimiento de los negocios. Los argumentos pueden ir desde la viabilidad hasta el marco legal o el contexto social. Sobre el crecimiento también hay quienes ven en ello algo casual o divino, y quienes afirman que es parte de un proceso en la empresa. Todas estas cuestiones intentaremos abordarlas desde el intercambio y la construcción colectiva.

Las 3 formas en que los negocios crecen.

 

Expande tu mercado: Se consigue encontrando nuevas aplicaciones o usos para el producto o servicio. Esto provoca un sector poblacional objetivo mayor y con ello el crecimiento de las operaciones. Frecuentemente la restricción de aplicaciones está limitada por la misma empresa, ya sea por imagen, prejuicios o resistencia al cambio.

 

Crece horizontalmente: Si tienes un modelo de negocio exitoso una de las maneras para hacer crecer tu empresa es replicarlo. Creces con nuevas líneas de productos, que puedas desarrollar e incorporar a tu modelo de negocio. Amazon es un ejemplo muy interesante de este último criterio, de la venta de libros de uso hoy puedes encontrar en su plataforma casi cualquier cosa.   

 

Crece verticalmente: Quizás tu negocio no tiene un potencial para abrir nuevos mercados. Entonces debes plantearte crecer de otras formas. Quizás has descubierto que tus clientes, además de ir contigo, van también a otros negocios muy similares al tuyo, pero que ofrecen tu producto en otro nivel. Por tanto, la opción es ir desarrollando nuevos productos en el camino, así tu negocio va incorporando nuevas alternativas para tu cliente y ya no tendrán que buscarlas en otros negocios.

 

Aspectos a considerar para valorar el crecimiento empresarial.

 

De las necesidades y problemas de las empresas:

  • Problemas operativos para la creación de la empresa.

De disposiciones del gobierno:

  • Reglamentaciones y leyes.

De contexto:

  • Aprovechamiento de potenciales de un país o región.

 

¿Qué preguntas te tienes que hacer para tomar una decisión sobre el momento de crecer?

 

¿Estoy preparado financieramente para afrontarlo?

¿Cuento con los recursos humanos necesarios o tengo fácil acceso a ellos?

¿Estoy preparado para ocuparme de un proyecto de mayor envergadura?

¿Será rentable mi crecimiento?

¿Estoy dispuesto a invertir más tiempo en ese crecimiento sin que la actividad principal/actual no se vea resentida?

¿He analizado todas las opciones que tengo para crecer (sucursal, trabajar en una nueva línea de negocio, o aumentar la cartera de clientes)?

 

10 Claves para hacer crecer un negocio

 

Motivación. Igual que al iniciar un negocio, para plantearte el crecimiento debes tener bien claras las razones por las cuales quieres que esto ocurra, pero ojo, debes buscar motivaciones más fuertes que el dinero.

 

Misión clara, objetivos definidos y una gran visión. No es una labor difícil. Para escribir la misión solo toma una hoja y trata de resumir la razón de ser de tu negocio. Debes responder cuestiones vitales como ¿qué vende?, ¿a quién vende?, ¿cómo vende?, etc. Luego elabora un párrafo de entre 5 y 10 líneas y plásmalo en un cuadro que puedas poner en la pared.

Para definir la visión, responde la interrogante cómo visualizo mi negocio en 5 años. Sé ambicioso y piensa en grande, luego, con base en esa proyección, establece una serie de puntos intermedios que serán "los escalones" para llegar a esta visión. Estos puntos serán los objetivos de tu negocio. Elabora otros dos cuadros y ponlos en la pared. Recuerda de vez en cuando hacer una revisión a la misión, objetivos y visión de tu negocio.

 

Mantener el enfoque. Un gran error cometido por muchos emprendedores es dejarse guiar por la necesidad de aumentar sus ingresos rápidamente y creen que diversificando en el tipo de productos que ofrecen lo van a lograr. Es así como terminamos viendo panaderías que además venden ropa y toda clase de artículos, esperando ganar algo de dinero extra.

 

Tener disposición al cambio y a la innovación. A medida que tu negocio empiece a crecer verás que debes hacer toda clase de cambios para irte adaptando. Más clientes significa más empleados y mayor infraestructura; debes ser consciente de ello y no temer realizar los cambios que tu negocio vaya requiriendo. Recuerda que para obtener resultados diferentes debes hacer cosas diferentes; no puedes esperar que tu negocio sea más grande, manteniendo las cosas tal y como están ahora.

 

Escucha a tus clientes. Los clientes son la base de tu negocio, si no los escuchas tu competencia sí lo hará y estarás dándole la posibilidad de quedarse con tu mercado.

 

Sistematización. Sistematizar un negocio es lograr que este funcione sin importar que estés o no físicamente en él. Es un proceso complejo, pero una vez lo logres, tu negocio estará listo para crecer.

 

Re-inversión. Para que tu negocio crezca debes invertir en ello, debes ser consciente de que tendrás que sacrificar tus utilidades a corto plazo si quieres aumentarlas en el largo plazo.

 

Aumenta el valor de tu producto. Contextualizando un poco: precio es lo que los clientes pagan por tu producto y valor es lo que el cliente recibe. A medida que tu negocio vaya creciendo vas a enfrentarte a una competencia cada vez más dura y la única manera de mantenerte en la lucha es ofreciendo más valor a tus clientes, recordarles que tú estás trabajando por mejorar cada día. Dales a tus clientes razones para preferirte.

 

Perseverancia y paciencia. Puede que tu estrategia falle a la primera, pero debes ser persistente e intentarlo una y otra vez. No te rindas ante el primer obstáculo. Siempre recuerda: "Si el camino se torna más duro, es porque vas en ascenso”.

 

Mentalidad de principiante. Sin importar dónde te encuentres o cuánto hayas avanzado, mantén la misma pasión, entrega y energía que cuando empezaste.

 

 

To make a comment you must be logged in.